.

.

Ultimos Post

martes, 25 de octubre de 2011

Que es el Geocaching?


Ganas de AVENTURA y un terminal GPS es todo lo que necesitas para practicar esta innovadora "búsqueda del tesoro".

Geocaching es un entretenido juego de aventura para los usuarios de GPS. Participar en una búsqueda de tesoros es una buena manera de conocer nuevos lugares y aprovecharse de las múltiples posibilidades que ofrece un terminal GPS, además de prácticar deporte con ello (senderismo, ciclismo, etc). La idea básica es que individuos y organizaciones esconden los tesoros por todo el mundo y se comparten las localizaciones (coordenadas) de estos escondites en Internet, permitiendo que otros compañeros Geocachers se lancen a la búsqueda de tu tesoro . Una vez encontrado un escondite, éste puede sorprenderte con gran variedad de recompensas. Todo lo que se le pide al visitante es que, si ellos toman algo del Tesoro, dejen algo a cambio en el mismo.



El Equipo

No se requiere de mucho equipo para practicar el geocaching. Basta con un receptor GPS portátil, que se puede obtener desde poco más de U$S 100 (modelos básicos), sumado a un sano espíritu de aventura. Es todo lo que hace falta.



Si nos aventuramos en la búsqueda de caches sobre terrenos difíciles, tengamos en cuenta llevar el equipamiento adecuado (calzado cómodo, abrigo, sobrero, etc.). Hay caches que pueden requerir habilidades especiales como montañismo o buceo, o que pueden tomar más de un día para encontrarlos.

Es recomendable llevar también un mapa y una brújula para establecer la ruta más apropiada, o haberla programado con anterioridad en una PC y transferido al GPS.

(Son muy recomendables los GPS con Cartografía de fondo).



La Búsqueda


La búsqueda de un cache se inicia en algún sitio web de geocaching, donde están las coordenadas y la descripción de los caches de la zona. Normalmente hay que ubicar el cache en el mapa y dirigirse hacia su ubicación, pero siempre teniendo en consideración que el GPS indica la ruta directa sin tomar en cuenta las características del terreno.

Una vez que se encuentra el lugar indicado por el GPS, el cache estará en un radio de pocos metros que dependerá de la precisión estimada que nos indique el aparato debida a la calidad de señal recibida en ese momento. De ahí en adelante, hay que buscarlo en las piedras, árboles, enterrado, en fin, en algún buen escondite cercano.

Hay caches que se encuentran fácilmente y otros que pueden requerir varios intentos para encontrarlos. En todo caso, no hay que desanimarse y disfrutar del viaje y de la búsqueda.

La Recompensa

Podemos encontrar de todo en un cache. Pequeños juguetes, libros, monedas extranjeras, música, adornos, en fin, lo que algún desconocido haya dispuesto dejarnos como obsequio. Sin embargo, la recompensa para muchos es simplemente encontrar el tesoro buscado, la aventura de llegar, o visitar un lugar que de otra manera no se hubiera conocido.

El Espíritu

El Geocaching es una actividad practicada generalmente por amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre. La búsqueda es más bien una excusa para salir, conocer lugares, estar en contacto con la naturaleza y desarrollar habilidades deportivas.

Este espíritu ecológico debe llevarnos a la práctica de preservar siempre el medio ambiente. Es importante que al aventurarnos por lugares silvestres nos acostumbremos a no dejar huellas, cuidemos la naturaleza y nos mantengamos lo más posible dentro de los senderos para evitar impactar las áreas vírgenes.

Dónde practicar

A pesar de que el deporte es muy reciente, existían hasta el 2004, 131.981 caches activos en 212 países en todo el mundo. Las cifras para Sudamérica son pequeñas, pero crecen día a día.

El geocaching no sólo se trata de buscar, sino también de esconder caches. (¿Cómo esconder caches? Visitar: www.geocaching.com).

Recomendaciones

- Tomar las mismas precauciones que cuando vamos a hacer una caminata o alguna actividad relacionada con las áreas silvestres.

- Avisar a alguien adonde nos dirigimos.

- Llevar un mapa, agua, protector solar y una linterna por si nos sorprende la noche. Si es posible una brújula, recordemos que el GPS es un aparato electrónico y como tal puede dañarse (caídas o golpes) o pueden agotarse sus baterías.

- No subestimar el tiempo de viaje, ya que las distancias que nos indica el GPS son en línea recta (salvo programación anticipada de la ruta a seguir).

- Elegir los caches de acuerdo a la dificultad y a nuestras propias capacidades y las de aquellos que nos acompañan.

- Es conveniente familiarizarse con la zona a través de un mapa topográfico e identificar los posibles obstáculos y peligros.

[Fuente]

No hay comentarios:

Publicar un comentario